Mal de muchos, consuelo de tontos.

Leo este post de Erik Sink donde cuenta, que puso un comentario en un blog de un amigo y le dio un error. Con tal de no escribir de nuevo el comentario, uso un siniffer de la red y capturo el trafico, para recuperar el contenido de lo que había escrito.

Me doy cuenta que no estoy solo, y al leer los comentarios, me siento mejor aún.

Hay mas personas capaces de pasarse 2 horas para resolver un problema "por las buenas", y no aplicando la fuerza bruta, que en este caso hubiera sido re-escribir el comentario.

Se que pertenecer a este grupo, no debería ser motivo de orgullo, pero bueno, algo es algo.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El Sordo

StackOverflow Documentation

Paleta de colores en GeneXus